navarro_tomas.jpg
Tomás Navarro Tomás
Tomás Navarro Tomás
, filólogo, bibliotecario y lingüista. Nació en La Roda (Albacete) en 1884 y murió exiliado en Northampton, Massachusetts, EE. UU. en 1979 a los 94 años de edad. Ha sido una de las figuras más sobresalientes de la historia de la filología española.
Fue responsable, durante la Guerra Civil de salvar gran parte del tesoro bibliográfico del país ante el bombardeo de Madrid.Fue miembro de la Academia de la Lengua Española.
Familia
Sus padres, Juan y Joaquina, eran naturales de Villena (Alicante). Contrajo matrimonio con Dolores Guirao
Formación
Realizó sus estudios primarios y los dos primeros cursos de Bachi­llerato, en La Roda y se examinaba como alumno libre, en el Instituto de Albace­te. Terminó el Bachillerato, en el Instituto de Alicante, donde logró el título de Bachiller en Artes con sobresaliente.En 1902 se matriculó en la Universidad de Valencia en la titulación de Filosofía y Letras, donde realizó los cursos comunes, que continuó en 1904 en la Universidad Central, en Madrid, hasta terminar la carrera en 1906, fue alumno aventajado de Menéndez Pidal, en 1907 logró el doctorado en Filología Románica.Entre 1912 y 1914 consiguió una beca de la Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas, para trabajar en las Universidades de París, Ham­burgo, Leipzig y Zurich.
Oposiciones
Opositó al Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos y tomó posición de su plaza en Ávila en enero de 1910, y, meses más tarde pasó al Archivo Histórico Nacional de Madrid.
Docencia
En 1914, Menéndez Pidal lo nombró profesor en el Centro de Estudios Históricos, donde compatibilizó su puesto con el del Archivo Históri­co Nacional, con las labores de director del Laboratorio de Fonética Experimental, con los cursos para extranjeros y con la gestión de la Revista de Filología Española.En 1930 fue nombrado profesor de Fonética de la Universidad de MadridEntre 1939 y 1952 fue catedrático de Filología hispánica en la Universidad Columbia (Nueva York) hasta su jubilación. Allí continuó trabajando con idéntico entusiasmo sobre sus grandes especialidades: la fonología, la fonética y la métrica.
Trabajo de campo como filólogo
Comenzó su tarea de investigación lingüística como editor de textos clásicos -Las moradas, de Santa Teresa de Jesús y la obra poética de Garcilaso de la Vega hoy recogidos en Clásicos Castellanos de Espasa-Calpe.En 1915 inició excursiones lingüísticas por distintas regiones españolas, visitando especialmente los archivos de catedrales, iglesias y conventos de La Rioja. En 1923 investigó sobre la lengua vasca, en colaboración con la Sociedad de Estudios Vascos y en 1925, invitado por la Universidad de Puerto Rico, comenzó sus actividades americanas que se iniciaron con la creación del Departamento de Estudios Hispánicos de la Universidad de Puerto Rico, a iniciativa suya
Investigación
Tomás Navarro Tomás, fue el fundador en España de la Fonética experimental al comienzo de su carrera y sistematizador y maestro indiscutible del estudio de la Métrica. Con sus trabajos e investigaciones tanto la lengua como la literatura en español experimentaron avances científicos fundamentales, de los que hoy tantos filólogos se sirven para un mejor conocimiento de nuestra filología y nuestra historia literaria.Al volver de Europa colaboró con Menéndez Pidal en la fundación de la Revista de Filología Española y dirigió el laboratorio de fonética del Centro de Estudios Históricos. En este campo se le debe la introducción en España de los métodos de investigación de esta rama de la Lingüística y su Manual de pronunciación española de 1918.En 1922 logró que se le nombrara director de la Biblioteca del Centro de Estudios Histó­ricos, a la que se trasladó y en la que permaneció hasta 1936. En tal puesto llevó a cabo, a partir de entonces, algunas empresas que han pasado a la historia . Por ejemplo, idea suya fue la creación en 1930 del Archivo de la Palabra, en el que recogió las voces de los escritores y pensadores españoles más destacados de su época.En 1931, dio comienzo la organización de los trabajos del ALPI, el Atlas Lingüístico de la Península Ibérica, del que se en­comendó la dirección a Navarro Tomás, quien organizó tres equipos, que dominaban determinadas zonas lingüísticas, con dos especialistas al frente.Los trabajos publicados como consecuencia de las encuestas del Atlas fueron ensanchando el conocimiento de la dialectología española: entre muchos otros, en 1933 publicó con Aurelio Espinosa hijo y Lorenzo Rodríguez-Castellano una obra clave en dialectología: La frontera del andaluz.
Guerra Civil
Durante la Guerra Civil (1936/39), las actividades de Navarro Tomás no sólo no cesaron, sino que se incrementaron notablemente ya que adquirió nuevas e importantes responsabilidades: fue director acci­dental de la Biblioteca Nacional, vicepresidente de la Junta de Protec­ción del Patrimonio Artístico, secretario general de la Junta para Am­pliación de Estudios.Fue responsable de salvar gran parte del tesoro bibliográfico del país ante el bombardeo de Madrid.Trasladado a Valencia, fue fundador de Hora de España. Prologó el libro Viento del pueblo de Miguel Hernández, que editó Socorro Rojo de España en 1937.En la posguerra su nombre fue tachado de algunos de sus libros por la censura franquista.
Exilio
En febrero de 1939 inició el camino del exilio, a través de la frontera con Francia en compañía de Antonio Machado entre otros, como tenía relaciones con personalidades de Estados Unidos se trasladó a aquel país, y comenzó en Nueva York, en la Universidad de Columbia su largo exilio personal y profesional como profesor de filología.Impartió cursos sobre el español en América, Fonética, Métrica e Historia de la Lengua Española.Organizó también un Semina­rio lingüístico para tesis de licenciatura y doctorado sobre temas espa­ñoles. Su magisterio se desarrolló en numerosas universidades, entre ellas, la Universidad de Puerto Rico, Stanford University (California), Middlebury College (Vennont), Duke University (Durham, North Ca­rolina), Florida State University (Tallahasee, Florida). Dirigió la Revista Hispánica Moderna, en la Universidad de Columbia, desde 1939 hasta su ju­bilación en 1957.
Publicacionesexternal image images?q=tbn:ANd9GcS-nhABl4QbW6owkkiZk1tvXw2IbSc4sk3kCtvZ3mzOe9oigg98wQ
Sus obras más representativas son Manual de pronunciación española cuya primera edición es de 1918, el que le otorga mayor renombre en el mundo de la filología hispánica. El Manual llegó a tener diecisiete ediciones entre esa fecha y 1977.El acento castellano (1935); Manual de entonación española (1944); Estudios de fonología española (1946); El español de Puerto Rico (1948) primer estudio de geografía lingüística de un país hispanoamericano con materiales que había encuestado en 1927 y 1928 ;Guía de la pronunciación española (1956); su clásico panorama de métrica española desde el Medievo hasta el siglo XX en Métrica española: reseña histórica y descriptiva (Nueva York, 1966) y La voz y la entonación en los personajes literarios (1976).
Academias
Ingresó en la Academia de la Lengua Española en 1935 y su discurso versó sobre El Acento Castellano, en el que mostró su preocupación al observar que la entonación y la norma ortológica del castellano se estaba perdiendo porque el español que se transmitía al exterior, a través del cine sonoro fundamentalmente, que estaba lleno de un andalucismo calcado del viejo sainete.En el exilio fue cofundador de la Academia Norteamericana de la Lengua EspañolaMiembro de Hispanic Society. 1944Miembro de la American Academy of Arts and Sciencies 1945
Reconocimientos académicos
  • Doctor Honoris Causa de la Universidad de Vermont (1940)
  • Presidente Honorario de Delta Pi Illinois 1944
  • Miembro de Honor de la American Association of Teachers of Spanich 1946
  • Miembro of Hispanic Institute in the United States.
Fuentes
Volver a página de inicio

Tomás Navarro Tomás. Biografías y vidas.
Tomás Navarro Tomás. Francisco Javier Díez de Revenga Universidad de MurciaIn Memoriam de Tomás Navarro Tomás. Francisco Fuster Ruiz. uclm.es
Editor: FRB