Estefanía.3.jpg
Marcial Lafuente Estefanía
Marcial Lafuente Estefanía
, escritor e ingeniero. Nació en Toledo en 1903 y murió en Madrid en 1984 a los 81 años de edad. Fue autor de novelas populares del Oeste. El público, en general, siempre ha tenido de Marcial Lafuente Estefanía una idea muy falsa. Por el hecho de que su estilo literario era muy elemental e innegablemente primario, se tenía la idea de que era un hombre de una cultura también elemental y primaria. Nada tan inexacto

Familia
Creció en una familia de elevado nivel cultural. Su padre, Federico Lafuente, abogado, periodista y escritor llegó a ser magistrado del Tribunal Supremo. Tuvo dos hijos que colaboraron con él en la publicación de novelas del oeste cuando ya era mayor.
Formación
Disfrutó de una esmerada educación durante su infancia y juventud, cursando estudios y graduándose finalmente como ingeniero de caminos, canales y puertos.
Trayectoria profesional
Realizó obras hidráulicas en Angola y también en Norteamérica. De 1928 a 1931 tuvo ocasión de recorrer los Estados Unidos, especialmente California, Arizona, Nuevo México y Texas, adquiriendo un profundo conocimiento de este país, del que le inquietó profundamente el genocidio practicado contra los indios y la discriminación racial. Este conocimiento de ese país le sirvió luego para ambientar sus historias, cuyos detalles de atmósfera y localización son rigurosamente exactos.
Guerra Civil 1936/39
El principio de la guerra civil le sorprendió en zona republicana, zona que además correspondía a sus ideas y su forma de pensar. Como experto en matemáticas se integró en el Ejército Popular, en Artillería, y llegó a mandar una brigada en el frente de Toledo. Tuvo la posibilidad de exiliarse, pero prefirió quedarse en España e ir a la cárcel, lo que de hecho estuvo a punto de costarle la vida. Se salvó del pelotón de ejecución gracias a una prostituta.El final de la guerra, como a tantos otros, le dejó tres únicos patrimonios: sus deudas, su expulsión del trabajo y sus ilusiones muertas. Fue entonces cuando con algunos de sus amigos convertidos en “españoles sobrantes”, empezó a realizar aquella tarea en la que no había pensado nunca: escribir novelas de aventuras. Y Estefanía pudo matar sobre papel a tiranos y caciques, a agiotistas y traidores,
Trayectoria como escritor
Según sus palabras, se inició como escritor en 1939 cuando estaba recluido en el penal de Ocaña, en trozos de papel que conseguía de cualquier manera y sobre rollos de papel higiénico.En la cárcel coincidió con el renombrado escritor Enrique Jardiel Poncela que le dio un consejo «No escribas cosas serias, escribe en broma para que la gente se entretenga, es la única forma de ganar dinero con esto » Y así fue, escribió para entretener a la gente con su estilo particular.Teniendo en cuenta estos consejos creó “La mascota de la pradera” (del oeste), ”Todo un hombre” y PX21 (de aventuras), además de “La reina de Yale” de corte romántico.Al salir de la cárcel comenzó a publicar en Cíes, una pequeña editorial de Vigo, obras policiacas o románticas. Sus primeras novelas las firmó bajo los pseudónimos de “Tony Spring” o “Arizona”, pero luego publicó ya siempre con su nombre verdadero o las siglas M. L. Estefanía en la Editorial Bruguera, de la cual fue uno de los principales activos junto con otra novelista popular, Corín Tellado.
Novelas del oeste
Novelas de M.L. Estefanía. Foto: Antonio Marín Segovia. Flick
Novelas de M.L. Estefanía. Foto: Antonio Marín Segovia. Flick

La novela del oeste, tal como la configuró Estefanía, principal creador del género, constaba de unas 100 páginas de impresión barata y muy característica, semejantes al pulp norteamericano; se escribía y publicaba una por semana y se vendían a duro (cinco pesetas) cada una, y posteriormente, con la devaluación, a veinticinco pesetas. A veces bastaba con comprar una y, tras ser leída, se podía devolver al quiosquero para, por un precio inferior, conseguir otra.Sabedor de que sus novelas se leían en los Estados Unidos, cuidaba mucho la verosimilitud histórica, geográfica y botánica del Oeste norteamericano, para lo cual recurría a tres libros en particular: una obra muy completa de historia de Estados Unidos, un atlas muy antiguo de este país, donde aparecían los pueblos de la época de la conquista del Oeste, y una guía telefónica estadounidense en la que encontraba los nombres de sus personajesEscribió su primera novela del oeste en1943, con el título de La mascota de la pradera, y firmó un contrato con la Editorial Bruguera que le llevaría a producir alrededor de 2.600 novelitas en formato octavilla de no más de cien páginas.Para componerlas a veces se inspiró en el teatro clásico español del Siglo de Oro, sustituyendo los personajes del XVII por los arquetipos representativos del oeste.Estas violentas historias inundaron España e Hispanoamérica y se hicieron muy populares como literatura de pasatiempo incluso en Estados Unidos, donde la universidad de Texas las grabó para que los ciegos de origen hispano pudieran escucharlas.
Volver a página de inicio

Fuentes
Biografía de Marcial Lafuente Estefanía. Nicolás Solvanin. Bolsilibrosbruguera.com
Noticias realcionadas con Marcial Lafuente Estefanía. El País.Editor: FRB