Fray Luis de León
Fray Luis de León
Fray Luis de León
, religioso, catedrático, poeta y humanista. Nació en Belmonte (Cuenca) en 1527 y murió en Madrigal de las Altas Torres (Ávila) en 1591 a los 64 años de edad.
Fue considerado como uno de los hombres más sabios de su tiempo, pues conocía a fondo las lenguas orientales, y sus estudios abarcaban todo el campo del saber humano de entonces. Su obra está inspirada por el deseo del alma de alejarse de todo lo terrenal para poder alcanzar a Dios, identificado con la paz y el conocimiento.
Familia
Su familia era rica e influyente, su padre ejerció como abogado y más tarde como juez, siendo tíos suyos catedrático de derecho canónico el uno y abogado en la corte real el otro.
Formación
Siendo niño, su padre obtuvo un cargo en la corte y se estableció en Madrid, con su familia. Después se trasladaron a Valladolid donde hizo sus estudios primarios.A los 14 años fue enviado a estudiar a Salamanca, donde su tío Francisco de León, era catedrático de Leyes. Allí sintió el joven Luis la vocación religiosa e ingresó en el convento de los agustinos en 1542, y profesó de agustino cuando tuvo 17 años.A partir de ese momento su vida se orientó a recibir la formación académica necesaria que le permitiese acceder en el futuro a la carrera docente universitaria. Inicialmente cursó los estudios de Artes (Gramática latina, Lógica, Filosofía Moral y Natural).En el curso 1546-47 se matriculó en la Facultad de Teología hasta 1551 que consiguió la titulación. A partir de ese momento iría combinando la formación académica con el ejercicio de la docencia en conventos de la propia orden, como los de Soria y Salamanca.
Docencia
En 1560 comenzó su lucha por ser catedrático en la Universidad de Salamanca: Primero opositó a la cátedra de Biblia, que había quedado vacante pero no la consiguió, luego en 1561 ganó la cátedra de Santo Tomás, frente a siete aspirantes. En 1565, al completar los cuatro años para los que había obtenido la cátedra de Santo Tomás, opositó a la cátedra de Durando, saliendo triunfador y se mantuvo en ella hasta marzo de 1572.
La cárcel
De 1572 a 1577 estuvo encarcelado por la Inquisición en los calabozos que en Valladolid tenía el Santo Oficio. Los cargos que había contra él tenían que ver con su predilección por la Biblia hebraica en lugar de la Vulgata y la traducción al castellano que había realizado del libro del Cantar de los Cantares. Su defensa del texto hebreo irritaba a los escolásticos más intransigentes. En prisión escribió De los nombres de Cristo y varias poesías entre las cuales está la Canción a Nuestra Señora.
Decíamos ayer...
Cuando fue liberado al ser declarado inocente de las acusaciones que se le imputaron, volvió a su cátedra, y el primer día que se sentó en ella, después de los cinco años de prisión, ocurrió una anécdota muy graciosa: tenía el maestro fray Luis la costumbre de recapitular cada día lo explicado el anterior, e invariablemente comenzaba con la sacramental frase: Decíamos ayer... Pues el día en que volvió a su cátedra, después de los famosos cinco años de ausencia, también comenzó con el acostumbrado: Decíamos ayer...La universidad de Salamanca conserva el aula en que explicaba, que se halla hoy exactamente en el mismo estado que entonces.
Profesor de Filosofía Moral
Tras su liberación fue nombrado profesor de Filosofía Moral y un año más tarde consiguió la cátedra de la Sagrada Escritura, que obtuvo en propiedad en 1579. En la universidad fue profesor de San Juan de la Cruz, que se llamaba por entonces Fray Juan de San Matías.
Traductor
La labor de traducción bíblica de fray Luis se centró en el Cantar de los Cantares y también en el libro de Job y en algunos Salmos. Eran todos libros sapienciales y compuestos en su forma original en poesía.Con su conocimiento del hebreo, fray Luis exploró el campo semántico de las palabras para verter al castellano el espíritu original de los textos antiguos. Su intención era facilitar el conocimiento de los textos sagrados con el deseo de alcanzar "el bien de los demás y la verdad pura"
Obra poética
Como poeta desarrolló la lira como estrofa, pero prefería el endecasílabo para las traducciones de poetas latinos y griegos, que por lo general realizaba en tercetos encadenados o en octava real.En Salamanca sus poesías recibieron las alabanzas de sus amigos, los humanistas Francisco Sánchez de las Brozas (El Brocense) y Benito Arias Montano, los poetas Juan de Almeida y Francisco de la Torre, y otros como Juan de Grial, Pedro Chacón o el músico ciego Francisco de Salinas, que formaron la llamada primera Escuela salmantina o de Salamanca.Sus poesías fueron poco o nada conocidas mientras vivió, pues la primera edición que de ellas hubo fue la hecha por don Francisco de Quevedo, cuarenta años después de su muerte, la cual fue dedicada al Conde Duque de Olivares.La Oda a la vida rústica, es de lo más delicado y fino que se ha hecho en este género, aun sin olvidar a los clásicos latinos.
De auxilis
En 1582 junto al jesuita Prudencio de Montemayor, fray Luis intervino en la polémica De auxiliis hablando sobre la libertad humana, lo que le llevó a ser denunciado nuevamente ante la Inquisición, aunque esta vez sin otra consecuencia que una suave amonestación del Inquisidor general, arzobispo de Toledo y cardenal, Gaspar de Quiroga.
Obra literariaexternal image 16044585.jpg
Sus temas preferidos y personales, si dejamos a un lado los morales y patrióticos que también cultivó ocasionalmente, son el gran número de odas que llegó a escribir, el deseo de la soledad y del retiro en la naturaleza (tópico del Beatus Ille), y la búsqueda de paz espiritual y de conocimiento (lo que él llamó la verdad pura sin velo), pues era hombre inquieto, apasionado y vehemente, aquejado por todo tipo de pasiones, y deseaba la soledad, la tranquilidad, la paz y el sosiego antes que toda cosa.
Estilo
Fray Luis, manifestaba que escribir era una actividad difícil porque deben usarse palabras comunes, pero selectas, ya que el buen escritor, debe elegir las que convienen y mira el sonido de ellas y aun cuenta a veces las letras y las pesa y las mide y las compone para que no solamente digan con claridad lo que pretenden decir, sino también con armonía y dulzura.La armonía era para él el equilibrio de la frase. Lograba la armonía mediante una perfecta correspondencia entre fondo y forma aprendida en los clásicos latinos, a los que estudió no sólo para imitarlos, sino para reproducir sus cualidades en castellano. Su estilo, pues, es: natural, selecto y sin afectación.Su afán comunicativo se expresa en una particular preferencia por la segunda persona. Como consecuencia de esta referencia a una segunda persona, sus textos suelen tener un carácter discursivo, de comentario moral que exhorta de alguna manera al receptor.
Muerte
La muerte le sorprendió en Madrigal de las Altas Torres (Ávila) cuando preparaba una biografía de Santa Teresa de Jesús, cuyos escritos había revisado para la publicación; admiraba la labor de la monja reformadora y había pretendido incluso que ingresara en su orden.
Volver a página de inicio
Fuentes
Biografía de Fray Luis de León . los-poetas.com
Biografía de Frau Luis de León. Javier San José Lera. cervantesvirtual.comEditor: FRB