Alfonso X el Sabio. Foto Biografías y vidas
Alfonso X el Sabio. Foto Biografías y vidas
Alfonso X de Castilla
, llamado el Sabio, fue rey de Castilla y León. Nació en Toledo en 1221 y murió confinado en Sevilla en 1284 a los 62 años de edad.
El reinado de Alfonso X destacó sobre todo en el orden cultural, porque se le considera el fundador de la prosa castellana y, de hecho, puede datarse en su época la adopción del castellano como lengua oficial.
Familia
Fue el hijo primogénito de Fernando III el Santo y de Beatriz de Suabia (hija de Felipe, rey de Alemania, y nieta del emperador Federico I Barbarroja).En 1249 el infante Alfonso se casó con la infanta Violante de Aragón, hija de Jaime I el Conquistador, rey de Aragón.Tuvo varios hijos naturales antes de contraer matrimonio. De su matrimonio nacieron diez hijos entre los que destacaron, Fernando de la Cerda. (Heredero al trono castellano que murió antes de reinar) y Sancho IV el Bravo ( que fue coronado rey de Castilla a la muerte de Alfonso X).
Formación
En su infancia aprendió el galaico-portugués que utilizó en las Cantigas compuestas en suscriptorium.Ya en la Corte de Toledo, recibió una esmerada educación en múltiples campos, a la vez que empezó a relacionarse con los herederos de las principales familias nobles de los reinos de Castilla y de León.
Reconquista
Cuando Alfonso X, empezó a utlizar oficialmente el título de heredero,comenzó a ejercer actividades de gobierno y además afrontó diversas operaciones militares:En 1243 participó en la conquista del reino de Murcia (1243–1245). En el transcurso de estas operaciones firmó el Tratado de Almizra (1244) con Jaime I de Aragón, su futuro suegro, estableciendo las fronteras entre ambos reinos.En 1246–1247 participó en la guerra civil portuguesa, apoyando a Sancho II de Portugal frente a su rival Alfonso de Bolonia.En 1247–1248 colaboró en primera línea en la conquista de Sevilla. A causa de la quebrantada salud de su padre, Alfonso se ocupó del reparto entre los miembros de la hueste de los nuevos territorios adquiridos, así como de distintas labores de gobierno.En 1248 comenzó la conquista del Reino Taifa de Murcia que le correspondía en virtud al Tratado de Almizra por lo que las ciudades de Alicante, Elche, Orihuela, Murcia, Lorca y Cartagena fueron incorporadas a la Corona de Castilla.
Fallecimiento de Fernando III el Santo
El 30 de mayo de 1252 falleció en Sevilla, Fernando III el Santo, y el 1 de junio fue proclamado rey el infante Alfonso, que reinaría como Alfonso X de Castilla y de León, Alfonso contaba con 31 años de edad.
Trono del Sacro Imperio Romano Germánico
Su aspiración al trono del Sacro Imperio Romano Germánico fue el proyecto más ambicioso que emprendió, dedicándole más de la mitad de su reinado.Alfonso X descendía por línea materna de la familia Staufen, la última que había ostentado la titularidad del Imperio. Junto a él, apareció otro aspirante a poseer el Sacro Imperio: el inglés Ricardo de Cornualles. En 1257, los siete grandes electores del emperador no consiguieron unificar su decisión, por lo que durante varios años nadie logró imponerse para poseer dicho Imperio.Finalmente, en septiembre de 1272, Rodolfo de Habsburgo fue elegido emperador y en mayo de 1275 Alfonso X renunció definitivamente al Imperio ante el papa Gregorio XEsta etapa fue llamada «fecho del Imperio» y fue muy impopular en Castilla, pues exigió dinero y hombres que -unidos a los gastos de la corte y a las continuas guerras- crearon dificultades financieras, que obligaron a reducir la ley de la moneda y a crear nuevos impuestos.
La rebelión estuvo encabezada por su hijo Sancho que aprovechó el descontento de los castellanos con la única excepción de la ciudad de Sevilla, como Sevilla le fue leal le concedió los títulos de muy noble et muy leal además de la curiosa madeja.

Actividad gubernamentalexternal image partidas3.jpg
En el terreno económico, Alfonso X facilitó el comercio interior en su reino mediante la concesión de ferias a numerosas villas y ciudades. Estableció también un sistema fiscal y aduanero avanzado que potenció los ingresos del reino. Y su más conocida disposición en este campo fue el reconocimiento jurídico del Honrado Concejo de la Mesta.Alfonso X destacó también en su faceta legisladora, muy ligada a la recepción en Castilla del Derecho Romano. Así, se compuso un excelente compilación de textos jurídicos, siendo las obras más importantes el Fuero Real, el Espéculo y el Código de las Siete Partidas, que estuvieron vigentes hasta finales del siglo XIX.Su apelativo de 'El Sabio' hace honor a las aportaciones del monarca al campo de la cultura, destacando su vinculación simultánea entre Oriente y Occidente. La Escuela de Traductores de Toledo es un ejemplo de este mestizaje.Las reformas legislativas del rey produjeron el rechazo de elementos ciudadanos y nobiliarios, cuyos privilegios se veían amenazados por la creciente intervención del Estado en las legislaciones privativas. Este rechazo fue una de las causas de la gran rebelión nobiliaria de 1272.
Concejo de la Mesta de Pastores
El Honrado Concejo de la Mesta de Pastores fue creado en 1273 por Alfonso X el Sabio, reuniendo a todos los pastores de León y de Castilla en una asociación nacional y otorgándoles importantes prerrogativas y privilegios tales como eximirles del servicio militar, de testificar en los juicios, derechos de paso y pastoreo, etc.
Repoblación del reino de Sevilla
Una de las misiones más importante emprendida por este monarca fue la repoblación del antiguo reino de Sevilla, que permitió consolidar las conquistas de Fernando III.Cuando se rindió Sevilla, inmediatamente se procedió al reparto de las casas de su casco urbano y de las tierras de alrededor entre los soldados de las huestes reales y nobiliarias, así como entre gentes procedentes de todos los rincones de la Corona de Castilla.Este modelo de repoblación, convivió con el mantenimiento de la población autóctona en diferentes zonas. Muchas localidades serranas de Jaén y Córdoba, y otras de las campiñas y llanuras, se rindieron a los castellanos mediante capitulación, por la cual éstos se hacían cargo de sus fortalezas y del cobro de impuestos, mientras que los mudéjares conservaban cierta autonomía política y religiosa. Este sistema no fue viable después de la revuelta mudéjar de 1264.
Actividad cultural
El reinado de Alfonso X destacó sobre todo en el orden cultural. A Alfonso X el Sabio se le considera el fundador de la prosa castellana y, de hecho, puede datarse en su época la adopción del castellano como lengua oficial.Sus profundos conocimientos de astronomía, ciencias jurídicas e historia fueron las bases para la organización de tres grandes centros culturales que giraron alrededor de Toledo, Sevilla y Murcia. Sus obras pueden encuadrarse en tres grandes apartados:
  • Obras jurídicas,
  • Obras científicas o de carácter recreativo
  • Obras históricas
  • Obras poéticas
El propósito de las obras jurídicas fue contribuir a la labor unificadora iniciada por Fernando III el Santo. El Fuero real de Castilla (1254) preparó la redacción de la que sería su gran obra, el Código de las siete partidas (1256-1265), donde se recoge lo mejor del derecho romano para unirlo a las más vivas tradiciones de Castilla. Este código, de larga influencia en el ordenamiento castellano y español, supuso la recepción del derecho romano en Castilla y su incorporación a la corriente europea del «derecho común».De sus obras científicas o de carácter recreativo son los Libros del saber de astronomía con sus Tablas astronómicas, que pretendieron compilar todo el conocimiento astronómico de la época. Asimismo cabe registrar el Lapidario (1276-1279), tratado en el que se describen quinientas piedras preciosas, metales y algunas sustancias, y los Libros de ajedrez, dados y tablas (1283).Entre las obras de carácter histórico figuran dos títulos fundamentales: la Crónica general y la Grande e general estoria, textos cuya ambiciosa empresa es contar, el primero de ellos, la historia de España desde un punto de vista unificador, en términos nacionales y políticos; el segundo, en cambio, se propone la relación de la historia universal.De sus obras poéticas destacan Las Cantigas de Santa María que son un conjunto de canciones líricas, escritas en galaico-portugués y acompañadas de notación musical y unas vistosas ilustraciones que se hallan entre lo mejor de la pintura de su tiempo.Otras iniciativas que tuvo fue crear en Sevilla unos Studii o Escuelas generales de latín y de arábigo. Igualmente, fundó en 1269 la Escuela de Murcia, dirigida por el matemático Al-Ricotí y elevó al rango de Universidad los Estudios Generales de Salamanca (1254) y Palencia (1263), siendo Salamanca la primera en ostentar ese título en Europa.
Escuela de Traductores de Toledo
Alfonso X convocó para esta labor a un conjunto de sabios en lenguas hebrea, árabe y latina, con quienes formó su scriptorium real, conocido como la Escuela de Traductores de Toledo, que desarrollaron una importante labor científica al rescatar textos de la Antigüedad y al traducir textos árabes y hebreos al latín y al castellano.Estos trabajos habilitarán definitivamente el castellano como lengua culta, tanto en el ámbito científico como en el literario. Desde su reinado, además, se utilizará como lengua de la cancillería real frente al latín, que era la lengua de uso regular en la diplomacia regia de Castilla y de León.
Decadencia y muerte
Los últimos años de su reinado son especialmente sombríos, ya que desde 1272 sufrió el enfrentamiento con un sector de la alta nobleza. Además, al morir su hijo primogénito, el infante Fernando, su hermano el infante Felipe por un lado y por otro, el infante Sancho, segundo de los hijos de Alfonso X empezaron a disputarse la sucesión. Finalmente, tras el fallecimiento de Alfonso X, ocurrido en 1284 en Sevilla, fue Sancho quien accedió al trono.En 1272 la gran mayoría de los nobles, encabezados por Nuño González de Lara, plantearon una serie de reivindicaciones al monarca. Éstas podrían resumirse en: la petición de más ingresos percibidos de la Corona por los «ricoshombres»; la renuncia a la política autoritaria y centralizadora del soberano; y la derogación de las leyes que éste había impuesto para llevarla a cabo.
Reconocimientos honoríficos
En 1935, se le reconoció como astrónomo nombrándole en su honor el cráter lunar «Alphonsus».
Volver a página de inicio

Fuentes
Biografía de Alfonso X el Sabio. Biografías y vidas.
Biiografía literaria de Alfonso X el Sabio. Francisco Bautista Pérez. Cervantesvirtual.com
Alfonso X el Sabio. regmurcia.comBiografía cronológica de Alfonso X el SabioEditor: FRB